Dignidad

Imagen
20130828-122503.jpg

Estampas de Gibraltar. Nada más atravesar la frontera se cruza la pista del aeropuerto…

Esta entrada pretende ser un homenaje a F. , mi pequeño homenaje. El último día de trabajo estábamos desesperados porque no conseguíamos que nadie nos hablara de un tema un tanto peliagudo. Y no ya que nadie nos hablara sino que nos mostraran una actividad ilegal que se realiza en la frontera de Gibraltar y que nosotros, de alguna manera, queríamos denunciar. Se nos acercó F. un hombre de unos cincuenta años, a decirnos que si no nos marchábamos de ahí, les fastidiábamos su dinero del día, el poquísimo dinero que recaudaban con esta actividad ilegal que hacen de tapadillo pero que todo el mundo conoce. F. nos contó que se dedicaba a esto para sobrevivir desde que la crisis en la construcción le llevó al paro. Tenía una hija y se sentía muy solo. Le explicamos que sin grabar eso no nos podíamos volver a Madrid. Entonces nos dijo que él se brindaba a ayudarnos. Nos mostraría y explicaría en qué consistía este delito a cambio de que nos fuéramos después. Si permanecíamos allí estábamos arruinándole a él y a los demás. Accedimos. Quedamos en un lugar cercano para poder hacer esta grabación. F. confió en nosotros y nosotros en él. Nos pidió ocultar su identidad y taparle la cara confiando en nosotros. No tenía nada, arriesgaba a que le pillara la policía, a las multas, a represalias…  y, sin embargo, confió en nosotros. Entonces pensé en la dignidad. Allí, en esa frontera que se había convertido en un límite vital, en aquel lugar fuera de todos los tratados y las civilizaciones, a cincuenta grados de calor, cuando nosotros nada o muy poco teníamos que perder y estábamos ante quien nada tenía, pensé en la dignidad. Cuando se pierde todo, al ser humano siempre le queda la dignidad. Y eso es lo único que nos hace grandes. Ni nuestro trabajo ni nuestras trayectorias, ni lo que nos rodea ni lo que pensamos, es la dignidad. La dignidad del ser humano genera confianza en otros seres humanos y de ahí se derivan la compasión y la piedad. Gracias, F. por esta lección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s