Extravagancias propias de mis viajes

Estándar

1. La ropa. Voy vestida de un modo extraño e imposible. Pantalones de cuando era adolescente, anchos, anticuados y q no sólo no me favorecen sino que ni los miro ni trato de combinarlos bien. Camisetas q encuentro en lugares raros de mi armario con colores desvaídos, antiguas, anchas y a veces rotas. Botas de montaña. Glamour zero. Y hoy me he sorprendido con mi chaqueta negra de las noches del frío invierno de Chamberí anudada al cuello a modo de pashmina. Y es que mi objetivo es no atraer miradas lujuriosas ni libidinosas ni que nadie me sigs ni se fijé en mi para poder viajar tranquila y hacer observación participante. Cómo os quedáis??

IMG_5177.JPG
2. La comida. Sí en Tailandia soy adicta a los Pad Tai, aquí no lo soy menos al paneer curry, esto es al curry de tofu que, aún jugandome malas pasadas intestinales que prefiero no detallar, no puedo dejar de comer compulsivamente esté en el restaurante que esté. La cena merece capítulo aparte: acostumbrada como estoy a los revueltos de espinacas de mis noches frías y solitarias de Chamberí, aquí el calor y la multitud me han transformado de tal forma que, por varios desentendimientos con los camareros, que muchos no entienden inglés, el primer día me vi cenando tremendos platos de arroz c verduras y sopa de pasta, el segundo tortilla de tofu y hoy unas lentejas c arroz y cuajada que todavía no se en que momento he pedido. Menos mal que cada día camino decenas de km como una mula al sol inclemente e impío que espero deshaga mis grasas y calorías y las arroje al río Indo. Por ejemplo.

IMG_5118.JPG
3. Temperatura. Cómo puede ser que cada día me acueste aterida de frío y me despierte empapada en sudor??
4. La mochila. Me he comprado unos pendientes rojos y otros verdes en un mercadillo de refugiados tibetanos, que aquí hay muchos. Los llevo en la mochila junto a unas galletas con fibra, ansioliticos para el avión, un sándwich de pavo que me traje de Madrid para momentos de hambruna, sacarina, que aquí no hay, crema para el sol que es lo mismo que sí me hubiera dado margarina, porque me he socarrado igual, infusiones para dormir que con el jet lag no me valen de nada, documentación, cámara de fotos, litros de agua y apuntes de la zona no vaya a ser que tenga yo un momento de relax y no tenga qué leer. Así, c ese cargamento, cómo no voy a ir doblada??

IMG_5163.JPG
5. Orientación. Tengo que preguntarle a mi madre por qué no fui a clase el día que explicaron la orientación. Cómo puede ser que teniendo un mapa delante me vaya en sentido contrario y me pierda varias veces al día. Qué cruz.

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s