En Delhi

Estándar

IMG_5263
No me gusta Delhi, así que me quedo en un hotel con piscina al lado del aeropuerto. Un día de relax hasta que, a la mañana siguiente, salga mi avión rumbo a Europa.
Me dedico a nadar y a pensar en lo vivido, que ha sido muy intenso…
Hay dos cosas que no se me quitan de la cabeza. La primera, el estatus de los refugiados tibetanos en India. Hay cientos… Muchos en mercadillos ganandose la vida vendiendo pendientes, colgantes… Me contaban que no tenían pasaporte pero que India les permitía ganarse la vida y medrar de alguna manera. Pensé en los palestinos, su condición de refugiados era mucho peor. No sólo no tienen pasaporte sino que ningún país les reconoce la condición de ciudadanos por lo que no pueden trabajar y nunca pueden medrar. ¿Cómo es posible que esto ocurra?? ¿Cómo alguien puede ser refugiado porque un señor que es dirigente de un país sea megalómano? Asco de mundo.
Y otra cosa: cuando estuve en el retiro, me llamo la atención que los retirantes estábamos en silencio, profundizando en nuestras mismidades y oquedades y allí había trabajadores o voluntarios ladakhies que nos servían la comida y limpiaban nuestras estancias. Ellos, budistas y buscándose la vida para comer. Nosotros, venidos de mundos occidentales, adinerados, sobrados… Tenemos que parar en seco y aislarnos para mirarnos y ver las heridas que nos hace nuestra podrida sociedad del desarrollo, tenemos que curar cómo nos perjudica el estado del bienestar. Hemos superado con creces necesidades primarias como comer, techo para dormir, incluso dinero para ir de vacaciones así que, pobrecitos de nosotros, necesitamos encontrarnos a nosotros mismos por el mundo. Y sus estupefactos ojos nos miran con incredulidad. Sus necesidades son dar de comer a sus hijos y salir adelante. La meditación es para los que se quieren iluminar y ellos, de momento, no tienen tiempo para eso. ¿Acaso las ansias de trascendencia son propia de gentes que tienen satisfechas ya de inicio sus necesidades materiales?
Esto es lo que me dolió, incluso avergonzó, del retiro y lo que no sé cómo solucionar.

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s