Entrevista a Juan Pablo Silvestre, Mundo Babel

Estándar

Ayer me entrevistaba él a mí y hoy le entrevisto yo a él, Juan Pablo Silvestre, Mundo Babel. Acaba de publicar un libro que a veces creo que está en mi imaginación, que soy yo misma, que viene a contarme lo que quiero oir.

Me publican la entrevista mis queridas amigas las viajeras solidarias Focus on Women. Aquí os la dejo a vosotros. Disfrutadla.

MI QUERIDA BABEL ES UN VIAJE INTERIOR. CON TODO A FAVOR. CON TODO EN CONTRA.

No se puede entender esta entrevista sin haberle escuchado alguna vez presentando su programa, Mundo Babel, en Radio 3. Juan Pablo Silvestre habla como piensa, pausada, reposadamente… Me olvido de las preguntas que tan cuidadosamente quiero que me sirvan de guión para adentrarme en su mundo de ensoñaciones. Me olvido de mi personaje para centrarme en su libro recién publicado, Mi querida Babel, que incluye desplegable con ilustraciones y CD con mantra  “Nombres que te soñaba, mares que no olvidé, mi querida sin nombre, mi querida Babel”. Juan Pablo tiene esa mirada. Justo esa mirada. Con él dejo de ser quien creo que soy.

Juan Pablo Silvestre, Mónica Hernández, Mi querida Babel, libro del futuro, regalo

Juan Pablo me recibe en un estudio de Radio 3. Justo en el que hace apenas 24 horas hemos grabado “Ellas viajan solas” para Mundo Babel. Me ofrece confianza al mismo tiempo que me desconcierta. Me espera muy elegante con chaleco, camisa blanca y yo, ¡ay! y yo… muero por conocerle. 

-No es un libro para leer, no es un libro cualquiera, no es un libro más… no es un libro. ¿cómo hay que leerlo?

Sin prejuicios. Sin lo que en el siglo XX ha podido ser un libro. Es un libro abierto a los futuros del libro. Por muchas razones: en tiempos digitales se valora el papel que, en este caso es Fedrigoni, para los que entiendan de papel es uno de los mejores en calidad, de los más vivos que hay en el mundo. Por otro lado, en tiempos de usar y tirar, es un libro para guardar, para tener porque es una pieza personal que alguien ha ilustrado, Ana Juan en este caso, y alguien ha diseñado, Óscar Mariné, como un objeto al que se pueden dar otros usos más allá de leerlo. Hay que dejar el prejuicio de que el libro se lee de izquierda a derecha o viceversa, se abre por hojas y le dan premios. Y eso es cultura. Todos los prejuicios deben abandonarse.

Mi Querida Babel, Mundo Babel, Juan Pablo Silvestre, Rosa María Calaf, viajar sola, viajar solo, Ellas viajan solas

-Es un libro al que volver de vez en cuando…

-Exacto. Es un libro al que uno puede volver cada día a buscar una respuesta…

-Supongamos que volvemos de vez en cuando porque no se lee a la primera. Es un libro con secretos.

-El libro es un mantra con nombres de mujer de todo el mundoun mantra laico y al mismo tiempo moderno ¿por qué? Laico porque el tiempo de las religiones que cuidan de los miedos de la gente en cierto modo ha pasado. Moderno porque en lugar de venir de una religión o mística se queda con la esencia y la esencia es el sonido, la vibración. ¿Para qué sirve un mantra? La palabra viene del sánscrito, es liberar la mente. Y aquí se trata de liberar la mente con sonidos. Y los sonidos que yo he elegido a lo largo del tiempo son nombres de mujer en su mayoría. ¿Por qué de mujer? Porque la mujer guarda los secretos, se reserva los misterios y sostiene el mundo. Algo deben tener esos nombres… que yo mismo poco a poco intento profundizar en ellos para que puedan ser usados como un mantra de futuro. Es un mantra con nombres de mujer de todo el mundo con una función: darnos la paz, la calma…

Mi querida Babel, caja-regalo, mantra laico

 

-A través de los mantras entramos en otro estado de conciencia, vamos liberando la mente, dejando pasar los pensamientos hasta llegar a nuestra esencia… yo no sé si podemos decir que las caras que aparecen en las ilustraciones de Ana Juan son nuestras máscaras, nuestro personaje y a través del mantra dejamos atrás el personaje… yo me he reconocido con varios…

-Sí. Mi Querida Babel (MQB) es el uno en la diversidad. El uno hecho mujer. Es ese mantra que, como todos, hace que naveguemos el mar de nuestros miedos, el mar de la intranquilidad de la vida para llegar en base a la repetición del mantra a un estado más plácido, feliz… la mente vaciada de ruidos, en definitiva. Las eternas necesidades del hombre llegan desde una solución ancestral sólo que renovada, eso es MQB.

-A veces no nos damos cuenta de esas necesidades…

-Es que tenemos tantas cosas delante…

A estas alturas siento que hablamos el mismo idioma. Y no siento que le entrevisto sino que charlamos. Lugares comunes. La gente que tiene esa mirada es porque dentro tiene paz. O que la busca. A algunos les viene de serie. Otros se lo tienen que trabajar.

-MQB como mantra ejerce la misma función sólo que con nombres de mujer que yo he coleccionado a lo largo del tiempo y a veces que la gente me ha regalado. Esos nombres no son sólo nombres, son cápsulas de conocimiento. Cada uno de nuestros nombres lo es, incluso aunque nos pertenezca desconocemos su interior. Es decir alguien se llama, por ejemplo, Isabel y seguramente desconoce que es un hombre que llega de la diosa Isis egipcia, más el Bel añadido por los romanos, Isis bella diosa de la fecundidad, deseo que en su momento alguien expresó a alguien que acababa de llegar, a un bebe recién nacido, “Isis bella, adelante, ven, que te pongo en el mundo con un plus, te nombro y te deseo lo que te nombro”… eso que tiene el nombre es uno de los secretos de este libro. Es una especie de deseo, de sugerencia, que cada uno de los que se acerque a este libro encuentre su nombre, el que le dieron pero sobre todo el que él podría darse… Megale, Simane… nombres que aparecen en el mantra… Megale es que seas grande… Simane es un nombre hebreo, por ejemplo, que significa augurio, que significa presagio, que tengas suerte. Si tú te das a tí misma el nombre de Simane, qué bien suena…

Mi qerida Babel, RNE3, Juan Pablo Silvestre

-¿Estamos predestinados por los nombres que nos dan nuestros padres?

Totalmente. Estoy seguro. A veces se dan con la mejor intención pero con el mayor de los desconocimientos… pero pasado el tiempo artísticamente la gente dice bueno hasta esta edad me llamo como quisieron mis padres y ahora Marilyn Monroe, por ejemplo… si se hubiera llamado con su nombre real, posiblemente no hubiera podido ser quien fue. Aquí hay una colección de nombres, podría alargarla, son 64 pero podrían ser cientos. Alguno de ellos será el tuyo, ese es el reto de este libro. Tienes un nombre, podrías tener otro, elige tu nombre con arreglo a tus deseos, esa será tu carta de  presentación en el mundo.

-El libro no se presta a una lectura superficial y hay que ser valiente para leerlo…

-Hay que serlo para enfrentarse al futuro y el futuro está en este libro. Está en tu nombre, en el hecho de arriesgar y en vez de hacer un libro al uso hacer un libro que sea un objeto. El reto es el trabajo bien hecho en lugar de hacerlo de usar y tirar.

-Ana Juan con sus ilustraciones y usted con los nombres y la música nos hacen un poco enfrentarnos a nuestro personaje y a través del mantra ver quiénes somos.

Le confieso que no comprendí el libro en la primera lectura. Volví a la segunda y a ésa seguirían otras tantas… al fín comprendí. Me enfrentaba a mí misma. Me dolía seguir desplegando rostros y escuchando “mares que no olvidé…”

-“Conócete a ti mismo”. Eso es. La eterna cuestión no superada.

-¡Qué iluminado Sócrates, diciendo eso…!. Una frase que siglos después seguimos sin cumplir y sigue siendo nuestra razón de ser. ¿Sin conocernos dónde vamos?

-Ese es el motivo, el fondo de este libro, conócete a ti mismo pero empieza por un nombre, el tuyo, el que te dan o te das. Empieza por un espejo, Ana Juan, la ilustradora, ha puesto una colección de espejos de la misma cara. Como cada día nosotros mismos. Tu cara puede ser si naces en Arabia una cara peculiar pero no muy diferente de otra cara de Islandia, de Estados Unidos, de Soria… es el uno dentro de una diversidad… todos nosotros, más allá de los ADN que algunos creen tener, diferenciales y mediocres y en general interesados, todos somos el mismo y la misma y queremos lo mismo, tenemos los mismos miedos, problemas, retos… el libro es un recordatorio, el mantra también lo es…

Mi querida Babel, Ana Juan

-¿ Tan necesario es recordárnoslo?

-En este momento de nacionalismos, medios de comunicación que manipulan, de ricos riquísimos y de pobres pobrísimos hay que recordar que podemos ser quienes somos si queremos y si nos lo recuerdan.

-Este libro entonces es un compañero para ese viaje, porque para ese viaje hacen falta compañeros, es un viaje muy duro…

-Es un viaje con todo en contra y con todo a favor…. Sobre todo tener consciencia de ello, saber quiénes somos, saber quiénes podríamos ser, tener la confianza, la fe, espíritu de sacrificio necesario para hacer el cambio de verdad

-¿Por qué cree que nos es tan difícil ser nosotros mismos? Tendría que ser lo más fácil, no tener que hacer gran esfuerzo para ir a tu esencia, no tener que quitarte máscaras…

-Por el miedo. Una de mis canciones dice una vida más tarde comprenderemos que en la vida perdimos sólo por miedo. El miedo es la razón de los fascismos, la razón de que no acabemos nunca de ser quienes somos, la razón de las religiones, el miedo… el miedo pero a veces para dar una solución basta abrir la puerta y salir. Y hacerlo cada día.

El miedo… me mira con aplomo cuando habla de miedo y siento que él ha pasado mucho pero ahora ya sabe abrir la puerta.

Mundo Babel, Mi Querida Babel, Rosa María Calaf, viajar sola, viajar solo, Ellas viajan solas

 

-Escuchando las canciones, el verso “mares que no olvidé”, me parece que cada canción es una ola de esos mares que no olvidé y esas olas actúan como mantra. Son mares que no olvidé, ofrece usted las olas del mar que llegan con cada canción de un estilo, cuidadosamente seleccionadas, cada una de un intérprete…

-“Nombres que te soñaba, mares que no olvidé…” Esos nombres que uno desea que lleguen y esos mares que no hay que olvidar. Los mares son el pasado que llega en burbujas, en cápsulas de sabiduría que hemos olvidado… Por ejemplo, si pongo sobre la mesa el nombre de María, que es el más habitual en Occidente… quién sabe lo que hay dentro de ese nombre pero alguien puso algo dentro. Un humano de hace mucho tiempo le puso dentro un dios, Amón, un dios que llega de más allá del cristianismo y ese nombre ha marcado a tanta gente que lo lógico sería que esa gente con ese nombre se viera obligada a hacer ciertas cosas y no es así ¿por qué? Porque no sabemos lo que hay dentro, no saben lo que hay dentro de su propio nombre… Ese es el reto, empezar a saber lo que hay en tu nombre, empezar a cumplir el presagio que podría haber, el reto es quitarse el miedo. Si te tienes que llamar Astarté, te llamas Astarté y de ahí en adelante podrías romper… no es lo mismo ser Pepi y ser cajera, que ser Astarté y querer vivir a través de ello… Este libro es una palmadita para que nos renombremos sabiendo. Con conciencia y consciencia de quiénes somos y quiénes podríamos ser… Todo eso dentro de un mantra circular, repetitivo que hace el milagro. De hecho en Mundo Babel hay una introducción que te hace tabula rasa en la mente y puedes entrar en otra dimensión… Esto es lo mismo. El mantra ejerce en los oyentes de Mundo Babel, en particular, de introducción y ayuda a eliminar, aunque sólo sea por dos horas, todos esos ruidos, problemas, ansiedad y entras en un paréntesis, en un estado de cierto sentido alterado de conciencia, de paz, de tranquilidad, de nada importa, sólo ser quien uno es…

-Si los demás le dejan…

-Los demás nunca te van a dejar, el mundo no te va a dejar, hay que partir de ahí. Alguna gente que, de hecho, ha dicho cuatro cosas han tenido crucifixión o lo están pagando. Pero eso no importa, lo que sí importa es que la vida se pierda… hay una canción muy bonita de Caetano Veloso que dice “Navegar es preciso , vivir no es preciso”. Puede ser exagerado pero sin navegar es muy difícil vivir, vivimos en una ficción echando carbón a la máquina para que siga andando… Es aconsejable parar, preguntarse quién eres…

Mi Querida Babel, Juan Pablo Silvestre, Mónica Hernández

-¿Qué nombre elige para usted?

Yo artísticamente hace años me dí el nombre La Boa. ¿Por qué? Porque en el imaginario, el hombre es una serpiente que salió del mar, serpentaria, también la serpiente es la medicina, la sabiduría, ahí está en las farmacias, Asclepio… España era Ofiusa, país de serpientes… es el más cercano a mí, en fin, sin tomárselo al pie de la letra (risas)…

-Con todo lo que me está contando confirmo que no es un libro fácil para el gran público…

-La vida tiene muchas capas. Hay gente que se queda en la de arriba…. El libro es bonito, espectacular formalmente pero si uno va entrando y pasando y pelando las distintas capas llega al “Conócete a tí mismo”,  a lo más profundo a lo más esencial… Una parte del público pensará qué bonito, otra parte qué hay en mi nombre voy a averiguarlo, otra parte cambiará de nombre a su hija gracias al libro… es un libro que tiene capas. Uno puede quedarse arriba, como en la vida misma o a donde llegue. Es un libro que dura, está hecho para durar… también es un juego de máscaras. Es un desplegable en el que tú vas retratándote tú mismo al leerlo. ¿Soy ésta o aquélla? ¿hoy soy ésta y mañana aquélla? Es un espejo en el que tú deberías mirarte y elegir o ver al otro. Tiene muchos usos como espejo, como invitación, recordatorio.

-Me fascinan los versos, la música…

-Yo escribí en origen esta canción en forma de mantra, única porque no es una canción… Es un mantra con estribillo… encontrar eso es imposible y la hace muy singular. Cualquiera puede hacer su propia versión de esta canción. Ya hay setenta y ochenta versiones distintas y muchas que desconozco. Que cada uno a esta canción le ponga su propia voz volvemos al mismo lugar. Es volverte a poner nombre y darle tu voz. Yo no doy las instrucciones para ser feliz. Es una canción para el uso personal de cada uno. Cada intérprete de esta canción no se parecen entre ellos, como los seres humanos, yo saco 12 seleccionados por mí. Yo a nadie le he dicho cómo, a veces he seleccionado, a veces me lo han ofrecido, la única cláusula es sé tú mismo. Cada uno ha sido él mismo haciendo la versión y eso se puede apreciar… Hay desde un coro infantil hasta Bebo y yo, un grupo de pandereteiras de Pontedeume o maravillosas historias detrás de cada versión. Cada uno de los que han interpretado esto no han salido de su mundo para entrar en éste… Son ellos mismos… de la misma manera que en el caso de los nombres, ellos han puesto su voz y han sido ellos mismos… sin dejar de ser ellos mismos han sido babel con todos los demás y sin conocerse y sin problemas de competitividad.

Feria del Libro, Juan Pablo Silvestre, Mi Querida Babel, Mónica Hernández

-Que eso, precisamente, es uno de nuestros problemas que nos impide ser nosotros mismos y llegar a nuestra esencia, la comparación con los demás es de lo que más daño nos hace… estamos más preocupados de quién es el otro que de quién soy yo.

-Y de si estoy por encima de él… de hecho estas versiones no están en el mercado, no han sido comercializadas… esto sólo se ha hecho por el Arte.

-Si hace esta invitación, entiendo que usted está en este camino… no sé en qué punto, si se sigue quitando capas o si ya se conoce a sí mismo y sabe quién es…

-Nunca se acaba.

-¿Y eso es bueno o malo?

-Es un hecho. Nuestras vidas son tan cortas y la ignorancia tan larga… on the road siempre.

-¿ Estar On the road es algo positivo?

-Totalmente . Yo de vez en cuando recuerdo la frase de Machado “Hoy es siempre todavía…”. No hay que creerse ni los anuncios de la Cocacola ni los perfiles de las empresa de recursos humanos ni los ADN de los nacionalismos entregados por seres corruptos y manipuladores… hoy es siempre todavía.

Como el mar

-Nombres que te soñaba, llegarán nombres, mares que no olvidé, recuerda, otros pasaron antes por ahí, tienen mucho que contarte, ¿el nombre? Date el que quieras, mi querida sin nombre… te ofrezco a que empieces de cero y desde cero eres mi querida porque buscas… mi querida Babel es todos los nombres…

Mi Querida Babel, Mónica Hernández, Juan Pablo Silvestre, Ana Juan

-La portada. Una mujer y un gato. No es casualidad.

-Dos misterios insondables. Si hablamos de secretos, ya están en la portada. Parece que es un objeto, papel, una caja mágica, un cofre… pero en realidad es multimedia… basta ya de hablar de multimedia sólo para internet o la red… es multimedia de papel. Hay que empezar a entender que el pan es algo mágico aunque lo tengamos tan a mano… No sabemos ni lo que es el pan y nos quedamos extasiados con el último iphone… Esto es multimedia en papel, palabras, imagen, música y reconocer el valor de las cosas. El libro es un manifiesto, una reivindicación, un manifiesto a favor de lo básico: el papel, el trabajo bien hecho, los nombres de las cosas, los mejores deseos para nosotros… el gato, la mujer…

Megale, Simane, Olimpia, Tiaré… Definitivamente soy el mar de esos versos, el mar que no olvidé. ¿O es lo que quiero ser? Vuelvo al mantra y al libro. Y cierro los ojos y vuelvo a escuchar las palabras de Juan Pablo, mi querida Mónica, tú también eres mi querida Babel… qué duro este viaje… pero ya no hay vuelta atrás. ¡Ay! mares que naufragué…

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s