Tiempo de calçots

Estándar

IMG_6870Hoy he conocido a David, el chico de la camisa de cuadros que veis en la foto. Es el dueño de un restaurante especializado en comida catalana en la sierra de Madrid, concretamente en Hoyo de Manzanares, donde hemos estado grabando hoy domingo, (¡ ay!). El reportaje con el que estoy ahora se llama embajadores gastronómicos, es decir, gente que lleva la comida de su tierra fuera de ella y que triunfa. David es abanderado de la comida catalana y ahora que es temporada de calçots pues su restaurante está abarrotado de clientes que van a probar estas riquísimas pseudocebolletas a la brasa. ¿Por qué me ha encantado conocer a David? Porque con sólo 45 años sonríe, le gusta su trabajo, está calmado y hace miles de cosas. Es periodista, está llevando a cabo un proyecto de molinos de viento sin aspas y ahora se va a buscar financiación a Estados Unidos (interesantísimo), da clases de marketing de pareja y, entre  otros muchos proyectos más, es dueño de este restaurante que funciona como un tiro. ¿El truco? hace lo que le gusta pero, sobre todo, es una persona muy positiva. En un ratito de la grabación no me he aguantado y le he dicho que últimamente observo la relación entre los pensamientos positivos de las personas y las ganas de hacer cosas y sus resultados positivos. También observo lo contrario, personas que me dicen que no pueden, que no llegan y que todo va mal y para qué lo van a intentar y sus resultados. Sin juzgar ni a unas ni a otras (difícil) y visto desde fuera, a la gente como David que hace lo que quiere y que se arruina y se cae pero se levanta una y otra vez, la vida le sonríe. Le he preguntado si para hacer tantas cosas y tan diversas hay que tener un colchón económico. Me ha respondido que lo tuvo pero lo perdió. Se arruinó pero volvió a empezar. Le váis a conocer el próximo 21 de enero. Ya sabéis que en el reportaje queda todo más cortito por eso quería contaros esto por aquí. Ha sido un placer trabajar hoy.

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s