Libros que ayudan a entender

Estándar

IMG_7106¿Qué me ha aportado este libro? Uuuuf…

Que la mayor parte de las veces que creemos tener relaciones de amor no son más que relaciones de dependencia en las que intentamos controlar al otro y nos pseudoenamoramos de quien queremos que sea el otro y no de quien verdaderamente es. ¿Y esto de dónde viene?, ¿de dónde vienen la necesidad de control, las exigencias, el sufrimiento…? Ay amigos… volvemos a lo que ya hemos hablado tantas veces, que es la raíz de nuestros males: nuestro desconocimiento de nosotros mismos, la negación de dolor que vivimos en el pasado, quizá en la infancia y las máscaras y búsqueda externa insaciable a las que eso nos conduce. En nuestras búsquedas fuera de nosotros, encontramos personas con las que repetir el dolor no superado, es decir, en lugar de calmar ese dolor, buscamos patrones que los repitan una y otra vez…

La autora propone algunas ayudas al final del libro porque esto de amar demasiado le ocurre a la mayoría de la gente, hombres y mujeres. Se trata de centrarse en uno mismo (Volvemos a Sócrates, conócete a ti mismo), saber qué pasó y conectarse, dejar de buscar soluciones fuera y dejar de pensar que los hombres nos necesitan desesperadamente, dejar de pensar que podemos salvarles, que dependen de nosotras, que somos una luz en su vida… todo eso son engaños de la mente para no sentir nuestro verdadero dolor… al centrarse en uno mismo, se deja de exigir al otro y se deja uno de fijar en lo que hace o no hace el otro, se deja de querer salvarle… por eso también hay que desarrollar la vida espiritual que nos conecta con nuestra esencia, quizá hay que acudir a un grupo de apoyo…

Si controlas a tu pareja, si le exiges sin medida, si te centras en sus problemas en lugar de centrarte en los tuyos, si sufres por lo que él hace, si sientes que le puedes salvar, reconducir, cambiar, si sientes que él es tu salvación y que no puedes estar sola, este es tu libro. No lo dudes.

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s