Lo que esconden las olas, de Emma Lira

Estándar

Aprobada, Emma Lira y con nota. Bien por su segunda novela. Es la historia novelada del naufragio del Sirio, un barco como el Titanic que transportaba tanto viajeros como inmigrantes ilegales y naufragó en 1906 en Cabo de Palos, Murcia en su camino de Italia a Argentina.

Sandro es un joven venezolano tataranieto del capitán del Sirio que huyó del barco cuando empezó a hundirse. En 2006, cien años después del hundimiento, acude a Cabo de Palos para buscar huellas que le hagan comprender qué impulsó a su tatarabuelo a obrar de forma semejante.

De Lo que esconden las olas se desprende que Emma tiene el alma pura y el corazón limpio. Lo dije el día de la presentación y lo mantengo. La suya no es la historia que  esperamos de capitanes culpables al estilo Conrad o Melville. Emma no juzga. Y aún más, hace que el lector empatice y se ponga en los zapatos de los supuestos culpables que no existen. Emma no utiliza la palabra culpa ni sus personajes se torturan. Ni hay horror, como en los libros de Conrad. Ni hay mentes que torturan ni muerte. Emma deja que el universo siga su curso y demuestre que todos tenemos una razón para actuar y que si no lo hacemos mejor es porque no sabemos.

IMG_7853

En la presentación de Lo que esconden las olas en la Sociedad Geográfica. A la derecha de la autora, Paco Nadal y Lola Escudero

Me impactan también las protagonistas femeninas de la autora, ya me pasó en su anterior novela Búscame donde nacen los dragos, rodeadas de un aura misteriosa deseadas siempre por hombres guapos e interesantes.

Bien estructurada la novela, buena narración, gran documentación en la época, buena construcción de los personajes y, aunque el estilo literario es aún joven, estoy deseando ya leer su tercera novela.

(Ah, buena lectura para el verano. Regalo recomendable)

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s