Salamanca no falla

Estándar

Lo hemos vendido todo. Se nos han agotado los versos, las dedicatorias, la tinta de los bolis. Cinco librerías han vaciado sus existencias de Mañana dejaremos Zarzura. Y Miguel Elías sin parar de dibujar. Y Jorge y yo sin parar de firmar. Y la cola que cada vez era mayor en esa plaza sin límites.

Lo que hemos vivido hoy en la Feria del libro ha sido una propina, un regalo. Gracias a mis padres por estar siempre en la primera fila, gracias a mis incondicionales compañeras de viaje Ángeles y Ana C., las únicas a las que me atrevo siempre a pedir que vayan una y otra vez a mis libros, a mis exposiciones, a mis viajes. Gracias a Jorge por tanto cariño y gracias a Salamanca, a la que vuelvo a trompicones una y otra vez.

    

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s