Las combis

Estándar


Se me puede ver en Botswana caminando por carreteras como estas esperando a las combis. Son furgonetas de unas diez plazas, donde entran veinte, y pasan en cualquier dirección como el metro, cada 5 min.


Normalmente van el conductor, el cobrador y el pasaje.

Una combi nunca se deja escapar a ningún pasajero. Tu vas caminando por la carretera y ya de lejos el cobrador va sacando medio cuerpo fuera de la ventanilla haciéndote aspavientos a ver si, aunque estés a varios kilómetros, quieres subir.

Sí dices que sí, la combi parará por ti, te esperará, dará media vuelta, marcha atrás, y sus decenas de pasajeros dentro no dirán ni pío. Cualquier lugar es parada. Cualquier peatón es pasajero.

Puedes caminar por la carretera distraído, hablando por el móvil o dándote spray para los mosquitos. Quizá escribiendo la lista de la compra o echando de comer a las gallinas. Eso a la combi no le importa. Para delante de ti y hasta que no digas si subes o no, no arranca de nuevo. La combi sabe las intenciones de cada persona que camina por las carreteras.

Por contra, si ya vas dentro, puedes bajarte donde te salga del moño. Basta con haber pagado tus 0,20 céntimos de euro que cuesta, vayas donde vayas, y decir ¡aquí! La combi frenará y tu entras a tu casa, a tu hotel o a tu pueblo sin despeinarte. No importa que acaben de bajar viajeros hace diez segundos, tú dices que te bajas y la combi frena.


Los blancos que visitan este país no van en combis sino en 4×4 y por su cuenta así que estoy siendo la única blanca en varios lugares. Esto hace que les llame mucho la atención y me hagan muchas preguntas. A pesar de ser un país con muchos atractivos turísticos se nota que no están acostumbrados a ver blancos desperdigados y en general no están maleados, no te quieren engañar, cosa que en otros países ocurre con frecuencia. La gente en general habla bastante bien inglés y me acogen con agrado. Es muy fácil preguntar y muy fácil moverme. Y no se me ocurre mejor manera de conocer un país que by myself. Algunas veces he tenido que ir un poco apretujada pero me da la risa y todos tan amigos. Sí voy con bolsas, me ayudan con ellas, me cogen la mochila y hasta me han enseñado a decir gracias en setswana: donkie.

Anuncios

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s