Archivo del Autor: Missuniversos

Acerca de Missuniversos

Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria. Mis citas favoritas: “Donde hay un deseo, hay un camino” y "Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Me llamo Mónica y soy periodista.

Las veces que habré visto amanecer

Estándar

en la t4 del aeropuerto.

Hoy, una más.

Hoy toca Mallorca.

Nostalgias de otros vuelos.

Anuncios

Lo bueno de madrugar, los lunes y de este sitio tan bonito…

Estándar

… donde trabajo que es Prado del Rey.

Si, hay cositas buenas para quien las sabe ver después de levantarse un lunes a las 6.30 para hacer 10km de bici en el gimnasio y venir a las 8.30 al trabajo a montar el reportaje que he grabado el fin de semana.

En lo que se digitalizan las tarjetas grabadas, te pones a la cola en el comedor para coger tu desayuno. Lo mejor, las trabajadoras que ponen los cafés son solidarias y empáticas hasta un punto increíble y cargan los cafés hasta arriba. Al lado la jarra de leche desnatada calentita. A esas horas da igual si el café es de Colombia, si lo ha recogido Juan Valdez o la leche de es de almendras con calcio y vitamina D.

Yo bien cargado, yo café hasta arriba, a mí hoy doble… Son las peticiones de mis compañeros de hora, momento y situación, mis compañeros de aventura, mis compañeros de lunes.

Hoy me he sentado debajo de este rayito de sol y, aunque frente a mí no esté el mar Egeo por más que lo desee, me reconforta estar aquí. Que el lunes os sea leve a todos

Finde en Badajoz

Estándar

Comienzo a hacer reportajes ya para septiembre. Los Comandos al sol están ya todos grabados y vamos adelantando. Regreso recién de Badajoz. Os presento a mi equipo de este finde.

img_20180707_15355867933845.jpgAmbrosio, Miguel Ángel y una servidora. Nos ha tocado un tema de construcciones ilegales y hemos ido a Badajoz, donde un estudio asegura que hay más de 40.000 viviendas ilegales.

La verdad es que lo hemos pasado bien. Ya sabéis lo que me gusta estar en la calle y con la gente, aunque esté trabajando.

La noche del viernes salí sola a explorar la ciudad.

img_20180706_222758603560240.jpg

Estaban hasta arriba todas las terrazas del centro. Me costó encontrar un hueco libre para cenar

img_20180706_2201001937162465.jpg

 

img_20180706_220120306995985.jpg

La plaza alta

 

No hay lugar al que llegue y no explore. Las caras de la gente, las calles, esa idiosincrasia que a veces advierto al vuelo…

Pero nuestro tema era otro: la construcción ilegal y las sentencias firmes de derribo así que nos fuimos a conocer a esos propietarios que, como la gran parte de los españoles, tienen un terrenito al lado de la ciudad con su huerta, su piscina hinchable y su cacho jardín para pasar las tardes, los findes, los veranos, las horas muertas, la vida entera.

img_20180707_1106212077145392.jpgMaria del Mar, Montse, Alejandro, Manuel, Ramón, Antonio, Paqui… afortunadamente todos querían hablar, contarnos su caso, sus sentimientos, su situación. Comenzamos mi cámara y yo en casa de Montse y terminamos a última hora de la tarde en casa de dos lindos jubilados a los que sorprendimos en la huerta mientras nos esperaba a la puerta media urbanización. Para comer con ellos, cenar, escuchar sus vidas… ese fin de semana hemos sido la noticia, lo más llamativo que les ha ocurrido en los últimos tiempos. Están aquí los de la tele. Han venido los de Comando. Yo tengo un pozo y no me dan agua, yo una piscina que me quieren cobrar por derribar…

img_20180707_120823879219317.jpg

Mamá pata se enfadaba con Maria del Mar, pensaba que íbamos a molestar a sus patitos. Tranquila, mamá pata, tus nenes saldrán en Comando

Pero ocurrió lo que más me gusta a mí, lo inesperado. Espera lo inesperado, me digo muchas veces. Y nos fuimos a Portugal. Estábamos ya en la frontera y poco más tuvimos que tardar. Teníamos un ratito y mi querido Portugal que tantas alegrías me da nos aguardaba.

img_20180707_145652450898813.jpg

 

La última vez que estuve en Portugal leí a Thoureau y a Emerson y así se lo hice saber a Ambrosio y Miguel Ángel, les hablé de Walden y la confianza en el individuo. De la madre naturaleza y la soledad. Siempre la soledad. Hace poco escuché esta frase en la obra de teatro El Tratamiento: “nacemos solos y morimos solos. Y lo que hay entre medias es vacío.

Yo lo he llamado un paréntesis en el infinito, esas son nuestras vidas. Una aventura loca, una sinrazón, una oportunidad, una cuenta atrás.

img_20180707_1438361844879732.jpg

Loving Elvas

Maestrazgo al sol

Estándar

 

He vuelto a vivir decenas de aventuras en estos últimos tres días en el Maestrazgo aragonés. ¡Qué feliz he sido! (también he pasado nervios) Tres días vagabundeando por lugares preciosos, paisajes, pueblos, gentes… ¿queréis que os cuente? Seguid leyendo

img_20180618_1745041547524374.jpg

Os presento a mi equipo estos días: mi cámara Alfredo venía de Valencia, mi conductor Juan de Almería y Paco, quien nos dio posada en su preciosa casa rural El Casal de Nicolás. (No dejéis de alojaros allí si pasáis por Fortanete, muy cerquita de la capital, Cantavieja.) Y yo misma, de Madrid, que venir de Madrid es un poco venir de ninguna parte y de todas.

El casal de Nicolás, en Fortanete. No dejéis de charlar un ratito con Paco y darle recuerdos

img-20180616-wa0012253922423.jpeg

Recuerdo muy bien lo que he soñado estas noches. Me gusta pensar que dejo mis sueños a quien venga después

img_20180618_1753221242318222.jpg

Y el punto de encuentro del equipo con Paco cada noche en el bar-restaurante de Ángeles, La Muralla

Qué bien nos ha tratado Ángeles también… puntual en sus desayunos riquísmos y cada noche una sorpresa para cenar. Al enterarse de mi vegetarianismo me hizo platos especiales. Cómo lo valoro…

No nos conocíamos de nada pero hemos funcionado bien, como un reloj. Juan al volante, Alfredo a la cámara y yo a todo un poco.

Amanecimos prontísimo para llegar a Bordón, allí conocimos a Cristina, una mujer valiente de cincuenta y tantos que había dejado Barcelona para irse con la noche y el día a un pueblo de cien habitantes. Cristina fue nuestra primera mirada al Maestrazgo, más tarde, en el espectacular Mirambel, los guías serían José Miguel (Baroja) y Montse, una pareja increíble con una curiosa historia detrás (los detalles mejor los veis en el programa, no quiero desvelaros todo).

Un alto en el camino en Mirambel. ¿Qué me puedes hacer, que tengo mucha hambre?

Esperando a 300 moteros que llegaban esa misma mañana a Cantavieja (¿pero por qué todo ocurría el sábado por la mañana?)encontramos a esta pareja sentados observando la situación en silencio: ¿es su marido?, No, un vecino. ¿y usted ha montado en moto como esta gente? Sí, muchas veces, cuando vivía mi marido íbamos juntos al campo a plantar. Siempre en moto

img_20180618_175401522100798.jpgEn Cantavieja nos esperaban Práxedes y sus hermanos para enseñarnos su casona del SXVI. Nos juntamos cuando podemos, somos seis y vivimos cada uno en un sitio pero siempre nos vemos en Cantavieja, en casa Daudén. Hermanos felices haciendo el vermut. Quedaos un rato, tomad algo… la gente es muy maja, de verdad.

img_20180618_17525921416513.jpg

Algo tomamos pero rápidamente: Juan, llévanos a Iglesuela del Cid, que allí nos espera Eduardo, el último telar de Aragón y Mari, que nos enseña un palacio de ricos comerciantes de lana… Aquí tenéis la cocina de la Casa Aliaga. No os la perdáis si váis.

Me encanta llamar y que me ayuden, me encanta que me digan sí. Me encanta que la gente me cuente su historia. Eduardo ¿podemos grabarte en el telar haciendo lino? Sí. Mari, ¿me ayudas a grabar la visita de las 45 caravanas al pueblo? Sí, ¿a qué hora y dónde los quieres?

Leí en la Desiderata que la vida está llena de heroísmo y lo creo de verdad. El heroísmo de Paco, el de Ángeles, el de Juan, el de Eduardo, el de Cristina… qué misterio lo que haremos aquí y lo que nos pasa a cada uno. En cuanto se hace el silencio, cae la verdad por su propio peso, el ego afloja y en los pueblos la gente quiere hablar. Cada uno lleva su cruz.

Que conste que dentro de estos desórdenes, yo trato de desayunar sano porque los hubo que desayunaban tarta y los hubo que Coca cola

Y así pasaban los días y vuelta a empezar. Ángeles nos tenía preparados los cubiertos y la mesa de los tres nada más entrar cada mañana, nada más haber dejado El Casal de Nicolás con mis sueños intensos, y después salir al Maestrazgo con mi ropa de colores con la que he pasado frío y calor, mis apuntes y teléfonos, mis decenas de papeles que no me caben en el bolso, mi colirio, mis personajes, mis miedos, mis inquietudes, mis kilómetros y la luz del Maestrazgo. Porque el Maestrazgo es silencio y luz.

img_20180618_1746011944053828.jpg

Tocaba Tronchón, ¡ay! y pensar que yo sólo iba a Tronchón por el queso y resulta que es Conjunto Histórico Artístico y que no viven ni 100 personas y que hay un palacio casa rural. Y que allí estaba Carlos, el único quesero de Tronchón del Maestrazgo aragonés y Casa Matilde, ay Matilde… sólo las fotos hablan.


img_20180618_1746441631899948.jpg

Matilde tenía un restaurante donde todo eran mujeres y donde ninguna quería salir. Así que no las veréis, pero sí veréis a esta mujer encantadora que no se quiere jubilar y que pone ración doble en sus platos porque lo que quiere es que la gente salga contenta.

El Maestrazgo recibe su nombre porque fue tierra de los grandes maestres de la orden de los templarios, además destacó su emplazamiento en las guerras carlistas, ricos comerciantes de lana construyeron decenas de palacios, pasó por allí el Cid campeador en su camino hacia Levante… un lugar lleno de historia en el rincón más despoblado de Aragón. ¿No es esta una mágica combinación? Ya os cuento cuándo sale por si me queréis acompañar. Nos vemos en Comando.

Entrevista reveladora

Estándar

Prem Baba, el psicólogo brasileño que se convirtió en gurú del amor

Sitah

Este maestro espiritual es el líder de varias comunidades en Brasil, India, Portugal y España, donde ahora presenta su libro ‘Propósito’

La senda periodística me lleva a Lisboa para descubrir a un líder hinduista de origen brasileño, Sri Prem Baba. Un ser admirado por decenas de miles de personas, desde el actor Will Smith a políticos, empresarios, estudiantes y gente de extracción muy humilde… En el corazón y la sonrisa de Prem Baba todos tienen cabida.

Las expectativas de la entrevista son altísimas. Conozco a dos devotas seguidoras que han abrazado su filosofía, Maribel y Jimena, y no dejaban de preguntarse cuál será mi reacción al estar ante él. ¿Veré la luz?

El Baba está en Lisboa para presentar su libro Propósito y transmitir su visión: «El amor es la única medicina para curar el planeta». Le sigue una legión de adeptos que sonríen beatíficamente. Son felices. Son los hijos de este padre espiritual, del gurú del amor.

Esta es la entrevista que mantuve con él, horas después de oír su charla.

¿Quién es Prem Baba?
Soy un amigo de la humanidad, alguien que quiere que los otros brillen y sean felices. Alguien que desea ver a las personas manifestando su potencial, muchas veces adormecido.
¿Cómo se convirtió en maestro espiritual?
Yo era un psicólogo en Brasil muy bien situado, con éxito. Pasaba consulta y era profesor. Tenía novia. Mejor, imposible: dinero, mujer y sexo… Pero por dentro estaba infeliz y no sabía por qué. Me deprimí, tuve miedo, sufrí una una crisis. Hasta que un día entendí que había llegado al fin. Entonces, entré en meditación y vi a un viejo de larga barba blanca en los Himalayas que me decía ‘cuando tengas 33 años, ven a Rishikesh (India)’. Entonces, me casé y me fui de luna de miel a India. De pronto, me vi tocando en la puerta de un ashram y topándome con el hombre que aparecía en mis visiones. A partir de ahí mi vida se transformó. Fue un encuentro profundo y me entregué. Sufrí un proceso de entrenamiento y de transformación que duró tres años. Recibí el linaje de mi maestro (Sri Sachcha Baba Maharaj Ji) y la consideración de gurú para expandir su mensaje. Ahí empezó mi trabajo como maestro espiritual.
¿Su guía, Baba Maharaj Ji, le hablaba del amor?
Él me decía: ‘Dios es amor, amor es Dios, todo se resume en el amor, es la esencia de la vida.
¿Hay sintonía entre los maestros espirituales (católicos, budistas, hinduistas, islámicos…)?
Sí. Todos buscamos paz, verdad, amor y justicia.
 ¿Qué es Awaken Love (despertar el amor)?
 Un movimiento que creé en 2013. Además de trabajar la espiritualidad de forma clásica, quería actuar socialmente. Elevar los valores sociales a través de una estructura que impulse una nueva forma de vivir basada en la honestidad, gentileza, responsabilidad. O sea: amor. Desde esa organización se promueven cambios en la política, en la educación, en el sistema de salud, en la estructura de la familia, en la forma de concebir la infancia…
 ¿Cómo transmite el amor?
A través del ejemplo, de mi vivencia. Yo no me preocupo de quién es usted, de su religión, de su clase social, de su nacionalidad, de si es hombre, mujer… Yo le recibo. Veo a un ser espiritual, un alma ocupando un cuerpo. Para desarrollar ese amor he creado una metodología llamada Camino del corazón.
¿En qué basa su método?
En la meditación y el autoconocimiento.
¿Su libro ‘Propósito’ se refiere a la misión que cada uno tiene en la vida?
Sí. Todo ser humano llega a la Tierra con un propósito, una misión, un programa de realización del alma. Pero acabamos llenándonos de tristezas, de envidias, de angustias, nos sentimos impotentes, inseguros… ¿Por qué? Porque no estamos ocupando nuestro lugar en el mundo, no hacemos lo que vinimos a hacer. Las personas se desvían en la infancia de su camino, de su sueño. La culpa la tienen el ambiente y las creencias de la familia sobre lo que es la felicidad. Eso nos desvía de nuestro rumbo. Lo que nos impide estar alineados con nuestro propósito. Cuando se está alineado, la persona se transforma en un eslabón de una cadena de felicidad. La felicidad y el amor pasan por él/ella para llegar a otro/a. Sintiéndose al servicio de algo mayor, del misterio de la vida.
¿Somos seres espirituales?
 Las personas tenemos un origen espiritual, pero venimos a vivir una experiencia terrenal, el problema es que nos confundimos con la materia, pasando a creer que somos materia. Y queremos resolverlo todo materialmente.
 ¿Las personas malas tienen cosas buenas?
Desde luego. Yo veo más allá de la maldad, la maldad es proporcional al dolor que cargan.
¿Todos tenemos un don?
 Sí. Son talentos específicos que vienen del nacimiento. Por ejemplo, usted ama a través de su don de escribir, de comunicar, de explicar un concepto de forma accesible. Otros tienen su don, pero cada uno lo expresa a su modo.
¿Qué recomienda a quienes están perdidos?
Lo primero es darles un abrazo. Después, les diría que inicien el proceso. La fase cero es aprender a estar en silencio y autoobservar los pensamientos, las emociones, las sensaciones. Luego hay que identificar dónde te estás traicionando. Debes hallar dentro de ti al saboteador de la felicidad.
¿Cómo se puede hacer?
 Haga este ejercicio: por la noche, cuando esté en la cama, visualice una retrospectiva del día. Identifique los momentos en los que actuó de forma contraria a su voluntad. Observe ese aspecto de la personalidad que está en contra de usted. Todo está dentro. No somos víctimas indefensas. Dependemos de nosotros mismos.
¿Qué es el alma?
Es lo que somos, la conciencia. Por eso es importante recordar quienes somos, nuestro propósito.
¿Cómo se vencen las influencias externas?
 Debe recordar quién es y lograr identificar su máscara social, la que ha desarrollado para agradar a los demás, para ser amado. Libérese de esa careta y no podrán manipularle. Será libre.
Hablando de miedos, en España nos dan pavor los gurús porque creeemos que seguir a uno es perder la voluntad, ser anulado. ¿Cómo lo ve usted?
Es un gran equívoco generado por una distorsión y por falsos gurús, que existen. Un verdadero gurú tiene el objetivo de despertar la libertad, la independencia en las personas. Yo trabajo para que usted sea libre. Para que encuentre al gurú que lleva dentro. A partir de ahí, será libre.
 Hay una serie en Netflix que está muy de moda: Wild wild country. En ella se narran los excesos y peligros del ashram utópico que levantó en EEUU otro líder espiritual, Osho. Eso alimenta nuestros miedos a los gurús. ¿Cuál fue su experiencia con Osho?
No lo conocí. Cuando fui a su ashram en India, ya había fallecido. La serie de TV me impresionó porque había muchas cosas que no sabía, cosas inexplicables. A pesar de ello, el mensaje de Osho es increíble. Osho es uno de los personajes relevantes que han pasado por este mundo.
 ¿Qué cambiaría de la educación infantil?
 El autoconocimiento debe convertirse en política pública incluyéndola en el currículum de los niños. Nosotros, en Brasil, hemos conseguido que a partir de 2019 todos los escolares estudien el desarrollo de las habilidades emocionales. Aprenderán a meditar y a gestionar los desasosiegos, los conflictos. Una educación basada en valores que no tiene nada que ver con la religión. Son valores universales. Eso permitirá cambiar la cultura global e ir hacia la paz y la prosperidad. Esa es mi visión.
Usted no demoniza el dinero…
El dinero es una energía neutra, la puedes usar tanto para construir como para destruir. Conozco a mucha gente que tiene mucho dinero y es muy infeliz. Ellos sufren mucho. El dinero se debe usar con sabiduría, con ética, con justicia y hacerlo circular.
¿Es bueno sufrir una crisis existencial?
Es algo inevitable. Hay crisis personales porque no se va en dirección correcta y se debe ajustar el GPS.

Y hasta aquí la entrevista. En cuanto al deslumbre, la iluminación, no se produjo. La máscara de periodista es potente y me protege en este Mátrix. Pero en mi mente resuena su concepto del amor desinteresado y una gran pregunta: ¿Qué he venido a hacer a este mundo más allá del periodismo?

Hombres de musgo

Estándar

Hace poco me decía una compañera reportera que el momento en el que ella es más feliz de todo el proceso en el que consiste nuestro trabajo, producir, grabar, montar, básicamente, es el montaje. Cuando sé que voy a montar me pongo contenta.
Pues bien, a mí lo que más me gusta, lo que más feliz me hace y donde yo encuentro sentido a lo que hago es en la calle, en el momento de la grabación. Os muestro momentos de la grabación de mi último reportaje de este fin de semana en Béjar, Salamanca, Los Hombres de musgo, una historia que lo tiene todo, tradición, magia, profesionalidad, imagen, historia, personajes y acción. Aquí estáis viendo a Puri, nuestra personaje principal, con la que quedamos a las siete y media de la mañana para acompañarla durante el proceso de vestirse de mujer de musgo mientras conocíamos sus motivaciones, inquietudes, alegrías, miedos… gracias, Puri, por tu generosidad y por abrirnos tu casa y tu corazón. En estos momentos que véis está siendo regada por Julián, encargado de vestir a estos hombres de musgo y regarles para que no pasen calor y el musgo no se estropee demasiado.


Béjar nos ha acogido con los brazos abiertos. Cómo me gustan estos lugares donde están pasando cosas y al mismo tiempo hay historias por descubrir. Béjar es un lugar peculiar, hermoso pero sin presumir de ello. En tiempos fue rico gracias a sus textiles, (os recuerdo la frase “vives mejor que los más ricos de Béjar“) más de doscientas fábricas poblaban esta pequeña localidad de la sierra de Salamanca cercana a Candelario. Hoy no llegan a cinco y sus habitantes envejecen paseando una y otra vez las mismas calles. Béjar se vende, Béjar envejece, Béjar se abandona al paso del tiempo mientras los bejaranos luchan para atraer turismo y que vuelva la alegría. Las-mis-mas-ca-ras-u-na vi-da-des-pués.


Los hombres de musgo son prueba de ello. Fiesta de interés regional y nacional. Ahora buscan que sea de interés internacional. Fui feliz siguiendo el recorrido de la procesión pero fui más feliz mientras Puri me explicaba que vestía de musgo por su padre, mientras Javier y su grupo de vecinos me mostraba cómo adornaban las calles, mientras Teresa y sus mujeres zurcidoras, tejedoras, hilanderas, me recibían con agrado deseosas de contabarme sus historias…


Es maravilloso ser la de la tele y que sólo por eso la gente te abra su corazón. Aunque a veces odio a mi personaje, tengo que agradecerle que me esté permitiendo vivir tantas vidas. (¿Le contaríais las mismas cosas a Mónica?, sin duda no).
Fui feliz mientras me entrevistaba David, el compañero de SER Béjar y mientras Consuelo me dejaba subirme a su balcón, mientras Manolo de Casa Pavón hacía conmigo una excepción y me dejaba no probar su maravilloso calderillo a cuenta de mi régimen vegetariano y me preparaba una ensalada como pocas veces he probado. Fui feliz viendo a Béjar rodeada de montañas verdes y respirando el aire más puro que Madrid, fui feliz en esa España antigua de tricornio, casulla y comuniones, fui feliz en la tienda de Pipe, otro grandísimo personaje, el poeta Luis Felipe Comendador, donde compré libros salmantinos, botella de gaseosa antigua y juego de café para mi casita para que los disfruten decenas de turistas. Compré también más libros para aportar algo de dinerito a su ONG.

Atención a esta próxima Missuniversos

Gracias, Béjar, por dejarme trabajar y por darme tranquilidad. Gracias por los recuerdos, por la calle Alojería, por aquellos viajes en busca de telas para abrigos. Gracias por dejarme volver a otros tiempos.

Espero que os guste después el reportaje. Lo podréis ver este verano en Comando al sol. Soy feliz en la calle, pero más en reportajes de este tipo donde están pasando cosas y cosas llamativas a favor. 


Mi siguiente reportaje es en el Maestrazgo de Teruel. Os voy contando. Nos vemos en la calle. Saludadme si queréis. Me hará ilusión.

Mercedes coloca ese día 60 mantillas a mujeres que piden la vez

 

Mujeres tejen banderas para adornar las calles. En su momento fueron empleadas de fábricas.