Archivo de la categoría: Misspeliculera

Que nadie me puede quitar a mí lo que me gusta ver películas y lo que sueño con el cine…

Hiroshima o la mejor crónica periodística…

Estándar

… de todos los tiempos (o eso se dice).

hiroshima

El reportero John Hersey se centra en seis personajes afectados por la bomba (hibakushas). Desde el fatídico 6 de agosto de 1945 hasta sus últimos días. Alucinante investigación y extraordinaria narración. Muy recomendable. Los que podáis conseguirla, os sugiero también que veáis lal película Lluvia Negra, del director japonés Shoei Imamura, también sobre las consecuencias del lanzamiento de la bomba en la población. Veréis así cómo repercutían los efectos pasados los años en el cuerpo humano y cómo los afectados eran, de alguna manera, rechazados.

Anuncios

Les sauteurs

Estándar

Ayer vi el que, probablemente sea el mejor documental de esta edición de Documentamadrid 2016 ( qué placer, por cierto, poder darse una panzada de documentales de calidad una vez al año) , Les sauteurs, los saltadores.

El documental narra la vida de los africanos que esperan saltar la valla de Melilla en el Monte Gurugú. Lo que tiene de especial es que lo ha grabado Abu, uno de esos “subsaharianos indocumentados que nos invaden”. El filme es duro en su surrealismo. Duro que un director de cine europeo pueda ir y venir a ese monte sin problemas a cambiar las tarjetas de memoria de la cámara de un ser humano que por razón de color de piel no puede venir a Europa. Duro que las mafias nigerianas sean quienes dirijan el salto a la valla y que la guardia civil les vea llegar ya a 5km. Duro comprobar como un ser humano se lastima porque Europa pone cuchillas en la frontera para que no entren. Duro que no consideremos legítimo que otras razas o nacionalidades puedan ejercer el sueño a un futuro mejor.

Abu saltó la valla y gracias a este documental tiene un sueldo y ha recibido ya varios premios.

Abolición de fronteras ya.

Gracias al director chileno Esteban Wagner por su valentía y su ética.


En un alarde de presencia hoy he conseguido traerme mis sándwich y mi zumo casero detox para picnic entre docu y docu. Y aquí me olvido de todo

Residencia de señoritas y Sufragistas (un viernes diferente)

Estándar

Sufragistas
Hoy he decidido pasar la tarde de viernes entre estas mujeres. Me he acercado a la Residencia de Estudiantes (¿os he contado que es uno de mis rincones favoritos de Madrid?) a ver una exposición sobre la Residencia de señoritas, que abrió sus puertas en octubre de 1915 fundando así la parte femenina de la Residencia de Estudiantes (donde ya sabéis que estudiaron Dalí, Buñuel o Lorca, entre otros). La exposición se celebra porque se cumplen cien años  del primer centro oficial creado en España para fomentar la educación superior de la mujer y muestra el paso de gigante hacia la igualdad de los derechos de las mujeres. A la residencia acudían aquellas universitarias que venían de provincias a estudiar a Madrid y allí contaban con comedor, laboratorio, clases de refuerzo… la Residencia la dirigía María de Maeztu. Entre las alumnas se encontraban Delhy Tejero, Victoria Kent, Matilde Huici… casi todas aquellas mujeres que tuvieron algo que decir a primeros de siglo pasado. ¡Qué emocionante haber estado en aquellas aulas junto a ellas…! Eran artistas, intelectuales, diplomáticas, arquitectas, químicas … (como profesora estaba, por ejemplo María Zambrano) la república había abierto muchas posibilidades a las mujeres… “… la chica de pueblo empezaba a descubrir un nuevo mundo; se estaba convirtiendo en una mujer de la República…”, así lo cuenta la que fue alumna, Concha Zamacona, en el libro Ni tontas ni locas, las intelectuales en Madrid en el primer tercio del siglo XX.

Pero estas mujeres no pudieron votar hasta 1933 que es cuando se empezó a ejercer el voto femenino en España. Es increíble lo que tuvieron que pasar nuestras predecesoras para que ahora podamos ir a votar ( por otro lado da vergüenza decir a quién) las mujeres e incluso presentarnos como candidatas. No os perdáis la película Sufragistas, que revela el movimiento femenino británico a primeros de siglo XX y habla de cómo algunas tuvieron que renunciar a sus familias, incluso a la propia vida para ejercer lo que ahora es un Derecho Fundamental.

Ya véis, tarde de viernes diferente con una copita de Pagos de Quintana en la mano que Evita y yo hemos adquirido recientemente…

Muy recomendables tanto la expo como la peli.

 

El guerrero pacífico

Estándar

El guerrero pacifico
Me la ha recomendado mi amigo Jorge estas navidades. No os la perdáis. Es el despertar de un atleta y está basado en un hecho real.
Dan Millman despierta a raíz de un accidente de moto y un encuentro con un extraño hombre en una gasolinera. El hombre le hace comprender la importancia de vivir en el presente y disfrutarlo y para ello quitarse paja de la cabeza. El presente es perfecto. Y cuando no lo es, es que no estamos en el presente. ¿No creéis? Como dice mi amiga Ángela, la vida no se equivoca. Qué tranquilidad me da pensar así.

El planeta libre

Estándar

El planeta libre (la belle verte) Me gustaría que todo el mundo viera esta película. Yo la he visto en internet y en versión original. Es una peli francesa de 1996 que en su momento pasó casi desapercibida. Trata de un planeta similar a la tierra, en el año 6000, donde el ser humano está tan evolucionado en su nivel de conciencia que se pueden teletransportar, hay clases de telepatía, conciertos de silencio… un día envían a una de sus habitantes a la tierra. A través de la visita de Mila, vemos con mucho humor y algo de tristeza, el planeta que hemos creado. La polución en las grandes ciudades super tóxica, los alimentos químicos, la negatividad, la identificación con el ego y los pensamientos, la creación del tiempo, pasado y futuro… en algunas ocasiones ella tiene que “dar conciencia” a algunas personas con las que se encuentra porque ve que no están a lo que están y son anti empáticas… un montón de aventuras contadas con humor que cuestionan si el progreso de Occidente ha beneficiado de verdad al ser humano.

Lo que he aprendido de Inside out (Del Revés)

Estándar

Inside out Acabo de ver esta película… me ha encantado. Original, inteligente, bien contada… pero en ningún caso me parece para niños. (Los que no la hayan visto, abstenerse de seguir leyendo porque la voy a destripar).

Riley es una niña que tiene que mudarse a San Francisco a cuenta del nuevo trabajo de su padre. La película se desarrolla prácticamente dentro de su cabeza donde se encuentran, ante un panel de control, sus emociones: alegría, ira, tristeza, asco y miedo. Son estas emociones las que dirigen absolutamente la vida de Riley que, en ningún momento se para a observar a qué responden sus actos.

El traslado y el cambio de vida son duros. Mientras la alegría intenta dominar a todos con su visión positiva de la situación, son el miedo y la ira quienes toman el mando y llevan a la niña a una situación límite. La alegría y la tristeza desaparecen. La ira y el miedo poseen a la pequeña.

Al final de la película, la alegría, punto de dominar la situación para que todo vuelva a su cauce, se para, gira sobre sus pasos y deja paso a la tristeza. Entonces Riley llora y acepta que está triste. Y cuando acepta esta emoción y la vive y no la rechaza, vuelven las cosas a la normalidad. Deja de estar poseída por la ira y el miedo.  La alegría nos enseña que mientras rechacemos nuestras emociones y no las vivamos, no vamos a ser nosotros mismos. Es durísimo aceptarlas, lo inconsciente y automático que hacemos las personas es rechazarlas y defendernos… por eso no somos nosotros mismos… la lección es sabia: aceptar y vivir lo que venga. La segunda enseñanza es observar. La niña no se para a ver por qué actúa así. Si queremos ser conscientes y vivir nuestra vida plenamente, demostrado queda en la película, hemos de investigar nuestras emociones y ver por qué actuamos y cómo. Y ver a esos pequeños muñequitos que nos mueven y no dejar que nos dominen sino tomar consciencia y no dejar que el miedo nos lleve o la ira… os confieso que desde que he visto la película identifico mejor a mis muñequitos, ay… que me traen por la calle de la amargura…

Fuerza mayor

Estándar

Fuerza_mayorGran reflexión la película del sueco Ruben Ostlund. Acabo de verla y me he quedado muy tocada.

Una familia en apariencia perfecta pasa unos días esquiando en Los Alpes. Desayunando en una terraza ven llegar un alud. Mientras el padre sale huyendo, la madre coge a los dos niños pequeños y trata de protegerlos como puede. La avalancha pasa pronto sin grandes resultados y aquí comienza… la gran avalancha emocional. El director explora uno a uno a todos los miembros mostrándonos que sólo nos relacionamos en la superficie y que no sabemos quiénes somos.

Nuevamente queda patente que, al negarnos a nosotros mismos, somos incapaces de relacionarnos desde la vulnerabilidad. Queda patente también el egoísmo y la desconexión interior que mantenemos.

El final de la película es algo impostado. El director creo que siente miedo de dejar en mal lugar al género masculino y se inventa una proeza para redimir al padre de alguna manera. Para mí, sobra. La última situación es una continuación de la avalancha emocional del principio. Cuando la familia pretende regresar a su hogar, un conductor de autobús con poca experiencia les hace sentir miedo en Los Alpes de modo que cada uno vuelve a reaccionar de una manera. Merece mucho la pena verla.